¿Android, Apple o Windows? Sal de dudas


Última actualización: Julio, 2017

Tanto si optas por un iPad de Apple, o uno de los muchos de Android o Windows, la búsqueda de la tablet correcta no siempre es una tarea fácil. Esto es lo que necesitas saber antes de ir a la tienda. En esta guía te ayudaremos a salir de dudas, además podrás encontrar las tablets más recomendadas en nuestra web y te recomendamos dónde comprarlas, así que te recomendamos seguir leyendo.

Si nos paramos por un momento a pensar, resulta difícil recordar los tiempos anteriores a la tablets. Te sorprenderá saber que han pasado muy pocos años desde que el primer iPad de Apple entró en escena; y desde que el mercado actual de la tablet nació.

Desde entonces, hemos visto decenas de fabricantes intentando llevarse una parte de este “pastel” que tantos beneficios reporta. Y el juego se está poniendo finalmente, muy interesante. Y es que no podemos negar que la tablet llegó para quedarse.

Pero ¿cuál de ellas es la que mejor se adapta a tus necesidades y preferencias? Ya sea que estés mirando un iPad, una de las muchas tablets baratas de Android que están disponibles, o un modelo de Windows, en el artículo de hoy te traemos los factores clave que tienes que tener siempre en mente a la hora de comprar una tablet.

Primero pregúntate ¿Qué necesito hacer con mi tablet?

A pesar de años de refinamiento, las tablets todavía no pueden reemplazar los ordenadores o los smartphones. Puedes hacer frente a diversas tareas de productividad con la tablet, pero hay una serie de beneficios ergonómicos que son inherentes a los ordenadores de sobremesa y a los portátiles. Además, desde que estamos hablando sobre tablets aquí, estamos hablando principalmente de pantallas con teclado.

Existen un montón de hardwares que integran un teclado muy digno, especialmente para iPad, pero realmente, son pocos los que proveerán el mismo confort que podrías experimentar con un ordenador de sobremesa o un portátil.

El objetivo principal de las tablets que discutiremos aquí es el consumo de medios digitales, en lugar de la productividad. Vamos a tocar las tablets de Windows de bajo costo también, pero si quieres una tablet convertible en un procesador portátil de calidad para el trabajo serio, mejor echa un vistazo a los modelos que ofrece Windows 8, sinceramente, las mejores tablets que hemos probado; eso sí, tendréis que estar dispuestos a pagar precios similares a los de los portátiles, ya que muchos corren alrededor de los 1.000€.

Elige el Sistema Operativo

De la misma manera que con un ordenador en toda regla, si estuvieses adquiriendo una tablet, también necesitarías escoger el sistema. E igual que con el ordenador, tu decisión dependerá probablemente de tu instinto. En este momento, los principales contendientes son de Apple con sus iPads y Android, con sus numerosas opciones de hardware de la talla de Acer, Amazon, Asus, Samsung, y otros.

android apple o windows

Y estamos viendo asequibles tablets de Windows 8 construidas con el procesador Intel’s Atom procedentes de varias marcas como Asus, con su excelente precio inferior a los 500€.

En términos generales, la mayor fortaleza de Apple iOS, el sistema operativo del iPad Air i de las líneas de mini tablets iPad, es doble: es muy limpio e intuitivo, y la amplia selección de aplicaciones de iPad que puedes comprar en tu tablet (más un millón de títulos iPad-específicos mientras escribimos esto), hace el trabajo más sencillo y con pocas excepciones.

Encuentra nuestros análisis con cada sistema operativo.
Android
Windows
Apple (iOS)
Fire OS (de Amazon)
Verás que mayoritariamente analizamos Android que sale mejor en calidad-precio.

El sistema operativo de Google Android te da a elegir el hardware de varios fabricantes distintos y ofrece la máxima flexibilidad de configuración, un sistema de notificación de primera categoría, la navegación web rápida y sin problemas, y una perfecta integración con las aplicaciones de Google como Gmail, Google Maps, y Hangouts para video chat.

Android también incluye soporte para múltiples cuentas de usuario en una misma tablet, para que puedas compartirla con un amigo o algún miembro de la familia, una característica útil que le falta a las tablets de Apple (aunque cuenta con el Apple’s Family Sharing, pero no es lo mismo).

Windows 8 se acerca más a ofrecer una experiencia informática tradicional con apoyo x86 completo para todo el software de Windows. Y tú puedes ejecutar la versión completa de Microsoft Office cuando compras una tablet Windows 8. Además, las opciones de conectividad y hardware incluidas para los modelos de Windows también suelen ser más abundantes que con otros tipos de tablets.

¿Qué ocurre con las aplicaciones?

¿Qué es una tablet sin aplicaciones de calidad? En este momento, no hay nada ahí fuera mejor que el iPad con su millón de programas y juegos diseñados específicamente para las tablets de Apple. La App Store está bien curada y monitoreada, ofrece una selección de profundidad, e incluye todas las aplicaciones populares que se puedan llegar a imaginar. Si una amplia gama de aplicaciones atractivas que se ven bien y funcionan bien tu tablet es tu principal prioridad, Apple es la mejor apuesta sin ninguna duda.

Android ha dado grandes pasos en la selección de aplicaciones, cortejando a más desarrolladores y ofreciendo más aplicaciones de la tablet de alta calidad, pero aún no se acerca al número que Apple ofrece. Es difícil decir exactamente cuántas aplicaciones de la tablet de Android optimizadas están disponibles, pero es probable que miles, en lugar de los cientos de miles.

También hay aplicaciones para teléfonos Android, que se ven decentes en una tablet de 7 pulgadas, pero menos que en una de 10 pulgadas o una de 9, por lo que es probable que tengas más problemas para conseguir aplicaciones de alta calidad para las tablets de Android más grandes.


De las dos tablets que se comparan en el vídeo, nos quedamos con la Unusual U7X que hemos analizado aquí y que tiene sistema operativo (SO) Android.

Windows 8, por su parte, ofrece una impresionante gama de más de 100.000 aplicaciones de pantalla táctil amigables, pero no esperes poder conseguir todos los títulos de tu iOS, y Android, tus amigos usuarios de estas tablets los tendrán antes. Pero recuerda, tú también puedes ejecutar todos los programas compatibles con Windows estándar.

Tamaño de pantalla y almacenamiento

Esta consideración es un poco obvia, pero es muy importante tener en cuenta ambas cosas. Lo primero es lo primero: cuando tú oyes el término “de 10 pulgadas o una tablet de 7 pulgadas” esto se refiere al tamaño de la pantalla, medida en diagonal, y no el tamaño de la propia tablet como tendemos a considerar. Las tablets de 7 pulgadas se consideran de pantalla pequeña, mientras que las tablets de 8,9 a 10 pulgadas se consideran de gran pantalla.

Los iPads de Apple, el Fire de Amazon, y las Note de Samsung vienen en todas las distintas posibilidades de pequeña y gran pantalla. Y ahora más que nunca, los smartphones están difuminando las líneas que los diferencian de las tablets. Enormes teléfonos inteligentes como el iPhone de 5,5 pulgadas 6 Plus, y la aún más grande de 5,7 pulgadas Samsung Galaxy Note 4 y 6 pulgadas del Nokia Lumia 1320 están desafiando la necesidad de llevar una tablet independiente.

La resolución de la pantalla también es importante, especialmente para la lectura de libros electrónicos y para navegar por la Web. Un punto fuerte: la pantalla brillante es la clave. En este momento, la más aguda que encontrarás es de 2.560 por 1.600 píxeles con el Amazon Fire HDX 8.9″ (339 píxeles por pulgada, IPS LCD), el Asus Transformer Pad TF701 (299 ppi, IPS LCD), el Samsung Galaxy Tab S 10.5 (288 ppi; AMOLED HD), y el iPad Air 2 y el mini iPad 3 con sus pantallas de 2048 x-1536 píxeles. Las pantallas de retina no se quedan atrás.

Si te encuentras en el mercado de las tablets de 10 pulgadas de Android, busca una pantalla que contenga por lo menos una resolución de 1280 por 800. Para pequeñas tablets: la pantalla del Amazon Kindle Fire HD de 7 pulgadas es de 1.280 por 800, y es perfectamente visible, incluso para la lectura de libros electrónicos, pero si la pones justo al lado de la pantalla del mismo tamaño del Amazon Kindle Fire de HDX 1920 por 1200, te darás cuenta de la diferencia.

El peso de una tablet es una clara ventaja que tiene sobre un ordenador portátil, pero esta regla no es aplicable con las tablets de pantalla grande que suelen pesar alrededor de unos 500 gramos. Además, si sostienes una con una sola mano en un viaje en metro durante 20 minutos, puedes estar seguro de que tu mano se cansará. También ten en cuenta que no es lo mismo tenerla apoyada en las piernas, que en lugar de apoyada en un soporte destinado para tal fin.

Y pocas tablets caben en el bolsillo (¡y menos con las medidas que tienen hoy en día los bolsillos!), a menos que sea una camisa extra grande. Si quieres ser práctico entre tu dispositivo móvil y tus bolsillos, es posible que debas considerar los phablets (los smartphones ya mencionados que superan las pantallas de 5 pulgadas).

Las nubes (fuera de los dispositivos) de almacenamiento son una opción para muchas tabletas (iCloud para iPads, almacenamiento Amazon Cloud para Kindle Fires, y OneDrive para Windows), pero cuando se trata de almacenamiento a bordo, más es siempre mejor. Todas esas aplicaciones, cuando se combinan con música, vídeos y una biblioteca de fotos, pueden ocupar un montón de espacio. En este momento el almacenamiento alcanza un máximo de 128 GB de memoria basada en flash, y esto solo está disponible en el iPad Air y en el iPad mini.

La mayoría de las tablets que hemos probado, ya sea en 16, 32 o 64 GB, están disponibles en todas sus variedades. Los modelos de mayor capacidad pueden llegar a ser tan caros como los ordenadores portátiles con todas las funciones. El 128GB WiFi de iPad puede llegar a costar hasta 650 euros; y añadir el servicio de 4G, está por los 780 euros. Muchas tablets que no son de Apple tienen ranuras para tarjetas de memoria microSD que permite ampliar el almacenamiento.

Dispositivos mobiles de solo Wi-Fi vs smartphones

Algunas tablets vienen solo con la conectividad vía Wi-Fi o con la opción de siempre, de conectividad de datos con un operador de telefonía o Wi-Fi, como los smartphones. Si deseas utilizar tu tablet para conectarte a Internet en cualquier lugar, tienes que optar por un modelo que ofrece una versión móvil, como los iPads antes mencionados, o la versión Wi-Fi + 4G del Kindle Fire HDX 7.

Por supuesto, esto se suma al precio del dispositivo, y entonces tendrás que abonar un importe (generalmente mensual) al operador de telefonía que hayas seleccionado. En general, sin embargo, con una tablet, puedes adquirir los datos en una base de mes a mes, sin necesidad de firmar un contrato.

Otra forma de conseguir conexión a Internet con la tablet consiste en utilizar el teléfono como un punto de acceso Wi-Fi para la tablet, a modo de módem. Esto no funcionará con todos los teléfonos, así que deberás consultar a tu proveedor de telefonía antes de sellar un acuerdo.

Por último, antes de comprar, si es posible, dirígete a las tiendas de electrónica que tengas más cerca. Ahí podrás probar en primera persona los distintos modelos y podrás averiguar con cuál de ellos te sientes mejor y se adapta mejor a tus necesidades.

¿Te ha servido esta información?

Unicamente con un clic en el botón de +1 de aquí abajo nos motivas a seguir.


¿Sabias esto?

  • Los análisis que hacemos son objetivos. No aceptamos pagos de marcas.

  • Si usas las ofertas que hemos enlazado durante el artículo, encontrarás los precios más baratos. Además haciendo tu compra por ahí nos darán una pequeña comisión (sin que a ti te cueste nada extra) que nos ayuda con los gastos del blog, las horas que nos hemos pasado y a mantenerlo sin publicidad.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.